Discriminación para usar las instalaciones deportivas en Ceutí

936
Imagen del complejo deportivo 'Miguel Induráin' de Ceutí. Foto: EFE / Marcial Guillén

Según un decreto del alcalde de Ceutí, Juan Felipe Cano, el uso de las instalaciones deportivas en el municipio se basa en el lugar de residencia (solicitando a los clubes, además de la licencia federativa necesaria, el certificado de empadronamiento de sus jugadores) y después en la categoría en la que militen.

Este novedoso y sorprendente criterio administrativo del consistorio podría ir en contra de principios constitucionales, ya que se clasifica a los jugadores según dónde vivan y no por su valía o méritos deportivos.

El documento oficial del Ayuntamiento de Ceutí obliga a los clubes y entidades deportivas que solicitan instalaciones a facilitar también un listado con nombres y apellidos y la autorización para el tratamiento de los datos personales (de acuerdo con la L.O.P.D), en su mayoría de menores de edad.

Se da la circunstancia, por ejemplo, que en el principal equipo de fútbol de Ceutí (en Preferente Autonómica) hay varios jugadores de municipios colindantes como Archena o hasta cinco futbolistas procedentes de un mismo pueblo, de Bullas.

La polémica está servida.